La salud humana es un reflejo de la salud de la tierra.

 

¿QUÉ IMPORTANCIA TIENE COMER SANO Y ECOLÓGICO?

La agricultura ecológica tiene muchas ventajas indiscutibles frente a la agricultura convencional, no solo porque producen alimentos de alta calidad que benefician la salud de sus consumidores, sino también porque son grandes aliados sociales y medio ambientales.

Nos gusta producir ecológico porque los productos que obtenemos:

  • No contienen aditivos sintéticos.
  • No contienen pesticidas.
  • No contienen organismos genéticamente modificados.
  • No contienen antibióticos.
  • Son sostenibles con el medio ambiente.
  • Tienen los niveles máximos de calidad.
  • Son respetuosos con la naturaleza.
  • Son mucho más sabrosos.

Son más saludables porque están libres de químicos (pesticidas, fertilizantes, aditivos, conservantes…), por lo tanto son mucho más nutritivos y ayudan a mejorar la salud y a prevenir enfermedades degenerativas, cáncer…

Como agricultores que somos, nos sentimos responsables con la población porqué es en nuestras tierras donde comienza la cadena alimentaria y creemos que éstas deben de estar bien limpias de residuos.

Si lo analizamos bien comer ecológico no resulta caro. Los alimentos ecológicos se consideran más caros, pero en realidad no lo son si hacemos un análisis de la cantidad de nutrientes por unidad de superficie productiva. Es decir, si las necesidades de vitamina C son de 6 mg/día i el zumo de una naranja ecológica lo contiene , no necesitamos exprimir dos naranjas convencionales para satisfacer dichas necesidades. Estos datos que el consumidor desconoce, tienen una gran importancia cuando la falta de nutrientes se refleja en el estado de la salud de la persona, influyendo también en el coste familiar y social. Además, los alimentos ecológicos no solo son importantes por lo que tienen de más, sino por lo que dejan de tener, es una lástima que de este aspecto solo nos acordamos cuando se detectan las inquietantes alarmas alimentarias y de salud